¿Por qué tengo acciones de Alibaba?

     Estoy seguro de que si está leyendo estas líneas usted es una persona inteligente, y posiblemente se habrá dado cuenta, por el propio título, de que está frente a un artículo sesgado; al igual que hacen los editores de muchos otros blogs o webs de finanzas quiero dejar claro que sí, lo es, es un artículo de opinión abiertamente sesgado porque tengo acciones de la compañía 阿里巴巴集团控股有限公司, "Alibaba Group Holdings Ldt. ADR" (NYSE: $BABA) con sede en las Islas Caimán. 

Lo cierto es que dependiendo de las fuentes que uno consulte o las personas con las que uno hable, siempre se tendrá una visión de las cosas muy cercana o completamente distinta a la realidad, pues siempre una de esas dos o más visiones pondera más que la otra, generándonos sesgos psicológicos en todas las facetas de nuestra vida que nos van condicionando y dirigiendo, porque precisamente tienen esa finalidad.

Si usted es de los partidarios de la política de la cancelación sobre China porque simplemente "es un país comunista", déjeme decirle en primer lugar que "usted no sabe de qué va la vaina", y que probablemente no tenga ganas de profundizar más allá en la materia. Este artículo tampoco es apropiado para aquellos que buscan una ganancia rápida a corto plazo sin importar el activo que se compre, la convicción no es algo que se construya fácilmente y tampoco creo que sea algo que se pueda copiar. El hecho de que mi opinión sobre la compañía pueda estar sesgada es inherente a ser propietario de sus acciones (al menos eso diría un apriorista), en cualquier caso intentaré que este artículo  resulte lo más neutral posible.

 1. ¿Y si China solo quiere regular? ¿Represión? ¿dónde?

    No es raro ver opiniones negativas sobre China, entre ellas se le atribuye toda la responsabilidad sobre el origen y propagación del Coronavirus, inclusive la creación del mismo con fines conspiranoicos. Detrás de ello se esconde la realidad: el continuo señalamiento de otro para evitar las responsabilidades propias, ya sea por la nefasta gestión y la declive económica derivada de la crisis del Coronavirus, que ha afectado a toda la economía mundial, también a China al ser la mayor economía exportadora a nivel mundial. Otros países con un sector servicios más desarrollado se han visto más afectados al depender más del turismo o la hostelería, no es por tanto una conspiración por si a alguien le quedaban dudas.

Actualmente hay 244 empresas chinas que cotizan en los Estados Unidos, con una capitalización de mercado total de alrededor de 1.8 billones de dólares americanos, lo que equivale al 4% de la capitalización de los mercados de valores de Estados Unidos. A pesar de que el foco mediático por la presión regulatoria inicialmente solo afectó a Alibaba, tras el paso de los meses hemos podido comprobar que esta presión ha sido generalizada en todo el sector tecnológico chino. Si nos fijamos en su evolución bursátil desde enero de 2021 Pinduoduo y Jindong (JD.com) lo han hecho peor que Alibaba hasta agosto, por otro lado Meituan y Tencent ligeramente mejor.



    La presión regulatoria no solo ha venido de China, sino también por parte del regulador estadounidense. El pasado diciembre de 2020 fue el ahora ex presidente Trump el que sacó una orden ejecutiva para vetar la cotización de empresas chinas que en un plazo de 3 años no dieran acceso a sus auditorias. 

Por otro lado, recientemente el nuevo presidente de la SEC el político demócrata Gary Gensler arremetió contra las acciones chinas que cotizan en la bolsa americana diciendo que eran empresas pantalla, es decir "empresas fantasma", lo que en mi opinión no solo demuestra el desconocimiento que realmente tiene un alto funcionario, sino que además denota ese odio anti China que desprenden la gran mayoría de políticos americanos. Por tanto, el cuento del "China crackdown" tampoco se sostiene cuando precisamente los americanos han hecho todo lo posible, incluso medidas realmente arbitrarias contra las cotizaciones de las principales acciones cotizadas de empresas tecnológicas chinas. 

2. China, un paso por delante en materia regulatoria:

    En mi opinión las compañías tecnológicas chinas son ya las más innovadoras del mundo, ello ha provocado que el regulador quiera ponerse también al día con nuevas regulaciones en materia de competencia, M&A (fusiones y adquisiciones), financiera, y datos, además de otros ámbitos sociales que pueden afectar al desarrollo económico a largo plazo como la educación (sector tutorias privadas). 

En China se está siendo valiente y pionero en materia regulatoria, no obstante esto ha tenido también un efecto pernicioso en la cotización de las compañías a corto plazo, pues se ha visto como un riesgo político, ¿realmente el Gobierno chino o el Partido Comunista Chino ha querido atacar a sus empresas?¿tendría ello sentido? en mi opinión no es exactamente así, esa visión de poder de las grandes tecnológicas chinas por parte de los medios occidentales no es tal, este asunto ya lo aclaró el Vicepresidente Ejecutivo de Alibaba Joe Tsai en un entrevista reciente a la CNBC. 

Toda esta nueva regulación y procedimientos antimonopolio aunque aparentemente pueda verse como algo negativo a corto plazo, lo cierto es que si tenemos altura de miras a largo plazo puede ser todo lo contrario. La nueva regulación puede servir para afianzar la posición de dominio de estas compañías, ampliando por ello su "moat" o foso defensivo, gozando por ello de monopolios y oligopolios amparados por el propio Estado mientras al mismo tiempo planifican su expansión internacional (AliExpress, Lazada, Cainiao, Alicloud). 

Si nos fijamos en Europa, es cierto que se han establecido muchas regulaciones, pero no se innova, de hecho en Europa no hay grandes tecnológicas al nivel de China o Estados Unidos. En Estados Unidos sí hay innovación, pero la regulación se ha quedado atrás. Los procesos antimonopolio frente a las Big Tech se han quedado en el aire a pesar de que estas grandes corporaciones abusan de su posición dominante actuando como un oligopolio (véase en publicidad Google y Facebook, o la reciente sentencia contra Apple en el caso Epic Games). Por otro lado, parece que la nueva administración del Presidente Joe Biden podría cambiar y acelerar los cambios.

Europa cuenta con una regulación excesiva y carece de innovación para ejecutarla porque precisamente la regulación es un freno. En Estados Unidos hay innovación, pero no hay regulación alguna, además parece que este riesgo haya desaparecido o que ya no cuenta para el mercado, si se sigue postergando los efectos podrían ser mucho más perniciosos y creo firmemente que podríamos ver escisiones en muchas de estas grandes compañías en un futuro.

En cambio, en China lo que veo es que se ha sido pionero en regulación, se ha asumido el golpe y ya se está planificando el desarrollo e innovación de las próximas décadas. Estando ya por tanto, libre de todo riesgo regulatorio (aunque el mercado por ahora no lo reconozca), en mi opinión esto puede llevar a las grandes compañías chinas a un expansión de sus múltiplos, es decir, creo que en el próximo lustro ese gap de cotización de múltiplos entre las tecnológicas chinas y americanas puede llegar a nivelarse.

3. Alibaba como compañía global:

    Alibaba no es una compañía China, es una compañía global cuya actividad principal por ahora está en China. Cotizar en diferentes mercados como Hong Kong o la bolsa de Nueva York (NYSE) no es algo negativo, sino que debe ser visto como algo positivo y de prestigio, ¿alguien puede llegar a imaginarse a Amazon cotizando de forma secundaria en Hong Kong o Shanghai? impensable.

La compañías globales del futuro deben tener altura de miras y no enfrascarse en luchas políticas o de bandos, y es precisamente lo que está haciendo Alibaba. Yo pienso que Alibaba es una de esas grandes empresas globales, no tengo una visión de nacionalidad china de la misma, tarde o temprano China deberá decidir si da pasos hacia delante en una mayor integración global (que es el camino seguido hasta ahora) o si por el contrario pretende aislarse empujado por sus competidores americanos y europeos. En cualquier caso la simbiosis es necesaria, Occidente necesita de China y viceversa. 

La estrategia global de Alibaba es clara y se sustenta en 5 pilares:

1.Global Buy: un ecosistema de compra global para todos los consumidores del mundo.
2.Global Sell: un ecosistema global de venta para todas las empresas del mundo sin importar el tamaño.
3.Global Pay: un sistema de pagos global sin barreras impulsado por la tecnología de Alipay.
4.Global Delivery: un sistema logístico eficiente apoyado en la tecnología de Cainiao.
5.Global Tech: la infraestructura tecnológica y de datos global que da soporte al ecosistema, Alicloud.

Alibaba no es una ganga, simplemente se está valorando a múltiplos más bajos que sus comparables, lo verdaderamente interesante de Alibaba es su potencial para convertirse en la mayor compañía global. Una mayor percepción de riesgo por las nuevas regulaciones, la sanción antimonopolio por los acuerdos de exclusividad, la paralización de la IPO de Ant han reducido la cotización de su múltiplo, algo que difícilmente se vaya a recuperar a corto plazo, por eso le digo, tenga altura de miras. 

No hace falta ser muy inteligente para saber que las acciones de Alibaba están claramente infravaloradas, si bien el hecho de que una empresa esté infravalorada en bolsa no hace que una acción carezca de riesgo o sea suscetible de sufrir volatilidad (conceptos claramente distintos). Psicológicamente la percepción del riesgo siempre es mayor cuando un activo cae de precio, mientras el valor intrínseco de la compañía puede permanecer impasible o incluso incrementarse con el paso del tiempo. 

Centrarse en los sucesos recientes como si se pudiera predecir el futuro con ellos es el sesgo del miope, un sesgo que puede infundir a error, pues hay condicionantes, pero nunca las probabilidades son del 100%, a menudo cuando la mayor parte de las personas piensa que algo es de una determinada manera suele no cumplirse. Otro sesgo es el de la profecía autocumplida "os lo dije", la única métrica posible es por tanto el valor de una compañía, es decir, la evolución de sus ingresos, su beneficio y su negocio.

No se engañen, Alibaba es una acción que no está libre de riesgos, pero su potencial y expectativas también indican que el verdadero riesgo quizás sea no poseer sus acciones de cara a la próxima década. 



AVISO LEGAL: el presente artículo no constituye recomendación alguna de compra o venta de valores negociados en ningún mercado primario o secundario, contacte con su asesor financiero a la hora de tomar decisiones de inversión (su capital está en riesgo). Tampoco constituye asesoramiento alguno en materia de inversión. LiberalismoEconomico.com no se hace cargo de las opiniones vertidas por sus editores.