Prohibir las posiciones cortas distorsiona el mercado



La acertada decisión de la CNMV:

En el día de ayer 18 de mayo de 2020 a las 23:59 horas expiraba la prohibición temporal de constitución y ampliación de posiciones cortas en los valores de la bolsa española. Así lo hizo oficial la CNMV (Comisión Nacional del Mercado de Valores) como viene siendo habitual a través de su cuenta de Twitter:


La CNMV justifica su decisión tras analizar la evolución y las circunstancias que motivaron dicha prohibición, además de analizar si las entidades análogas de nuestro entorno europeo mantenían medidas similares. Por tanto, a partir de ahora las entidades que constituyan o incrementen posiciones cortas netas superiores al umbral 0,1% del capital social de las compañías tienen el deber de notificar a la CNMV dicha operaciones. El umbral antes era mayor (0,5%), el nuevo umbral se establece en virtud de la decisión de la Autoridad Europea de Valores Y mercados (ESMA) adoptada el 16 de marzo de 2020. 
Fuente: CNMV.



La sesión del día lunes 18 de mayo en el Ibex 35:

El Ibex 35 en vez de caer subió con gran fuerza desde la apertura a las 9:00 hasta cerrar con una subida del 4,7%. Hay que tener en cuenta que en esta sesión no expiraban los cortos, sino que hasta las 23:59 horas del propio día 18 no expiraban, por tanto hasta la apertura del día 19 de mayo no se pueden tomar posiciones cortas.

Fuente: Yahoo Finance.




Crítica Política a las posiciones cortas:

El líder del partido político Vox Santiago Abascal volvía a criticar públicamente que la CNMV no mantuviera el veto a los cortos desde su cuenta de Twitter. A mi parecer el señor Abascal lo hace desde la más absoluta ignorancia del funcionamiento del mercado en un alarde de populismo barato. 



¿Realmente la prohibición ha evitado las caídas en bolsa?:

Más allá de los rebotes especulativos de corto plazo que vimos a partir del lunes 23 de marzo provocados por la recompras masivas de acciones derivadas por la propia prohibición, la realidad es que la limitación no ha evitado las caídas ya que estas han continuado en un lento goteo a la baja como pueden ver en el gráfico de abajo. 

Fuente: CNMV.



¿Por qué ha seguido habiendo caídas? existen varias razones:

En primer lugar, la prohibición de constitución o ampliación no obligaba al cierre inmediato de las posiciones cortas, sino que estas podían permanecer sin cambios. Cosa muy distinta es que ante tal alarde de inseguridad jurídica se optara por el cierre de dichas posiciones.

En segundo lugar, la prohibición provoca el hundimiento del volumen de negociación porque se reducen el número de operaciones de compra y de venta. Hay que ser consciente de que las posiciones cortas no solo venden acciones, sino que también recompran las acciones que previamente han vendido.

En tercer lugar, si no permites realizar una gestión dinámica de las posiciones cortas el mercado se vuelve totalmente ilíquido, lo cual no ya solo distorsiona el mercado sino que hace que los precios de las acciones sufran la continuidad de las caídas porque si no hay cortos cerrando posiciones al alza obligas a que los inversores tengan que venderlas con descuento presionando de nuevo el precio de las acciones a la baja, todo ello ha provocado que los valores más líquidos que tenían posiciones cortas hayan sufrido nuevos mínimos (la mayoría de las posiciones cortas se concentraban en: Santander, BBVA, Amadeus, Iberdrola, Telefónica). 



En cuarto lugar, merece la pena recordar que con frecuencia se olvida que las posiciones cortas no solo sirven para especular a la baja sino que actúan como un seguro frente a las pérdidas. Queda muy bien echar pestes sobre este tipo de operativa para señalar enemigos imaginaros al que echarle las culpas, pero la realidad es muy distinta, ya que si estás largo o tienes una participación en una empresa española no has podido cubrir esa posición durante el tiempo que ha durado la prohibición, esto ha provocado grandes pérdidas patrimoniales en todo tipo de productos financieros tanto para inversores institucionales como inversores minoritarios.

En quinto lugar, el lobby de la banca de inversión, brokers y demás llevaba un tiempo presionando a la CNMV para que levantara de una vez la restricción, ya que la prohibición también ha tenido efectos colaterales en su negocio no ya solo por la limitación en la oferta de productos o reducción de comisiones por las transacciones (por no poder ofrecer operar a corto), sino en la asunción de pérdidas por contrapartidas con clientes que se hayan podido ver afectados por la decisión del regulador, que a pesar de ser un ente "independiente" (a priori) ejercita una función pública que puede tener consecuencias jurídicas.

En sexto y último lugar, nadie se pone corto en las empresas con buenos fundamentales (por ejemplo Inditex), hemos podido ver como las empresas defensivas o fuertes no tenían en su capital apenas presencia de posiciones cortas. Si prohíbes que el propio mercado purgue a las empresas con problemas estás haciendo daño a las compañías que lo hacen bien, por tanto estas perjudicando el correcto funcionamiento del mercado y al tejido empresarial, lo que es contraproducente a largo plazo

Comentarios