7 Consejos para invertir en bolsa




1º Nadie da duros a pesetas pero la estupidez humana sí da dinero. Los inversores hacen cosas estúpidas con frecuencia, como por ejemplo comprar en máximos y vender en mínimos, comprar una acción y venderla con una pequeña ganancia minutos después, mientras mantienen las pérdidas de forma indefinida, muchos también invierten por simples sensaciones o recomendaciones que han leído o escuchado. Debes saber diferenciar entre lo que es inversión y lo que es especulación, yo me quedo con esta definición del libro Security Analysis, de 1934 de Benjamin Graham y David Dodd: "Una operación de inversión es aquella que, después de realizar un análisis exhaustivo, promete la seguridad del principal y un adecuado rendimiento. Las operaciones que no cumplen estos requisitos son puramente especulativas". Por tanto no hagas estupideces y empezarás con una base sólida con la que evitar grandes errores.


2º El mercado a corto plazo es aleatorio, el dinero de verdad está en las tendencias de medio y largo plazo. Con invertir a largo plazo no me refiero a comprar una acción y tenerla toda la vida (estrategia conocida como Buy y Hold) sino a invertir a lo largo de toda una vida capturando tendencias, es decir, exprimir los negocios mientras sus ingresos y beneficios van al alza junto con sus cotizaciones como si exprimiéramos a una vaca y desarrollar esa actividad durante décadas. No hay que confundir tendencias con modas, aunque a veces coincidan, ya que las modas no siempre tienen fundamentales sólidos. Por tanto invierte siempre a medio y largo plazo siguiendo tendencias, así conseguirás tener una mayor visibilidad de los proyectos empresariales y poder capturar el valor y rentabilidad que generan con el paso del tiempo, recuerda que las empresas presentan resultados cada 3 meses, por ello pon el tiempo a tu favor.


3º Compra acciones que suban, a ser posible empresas cuya cotización esté en zonas cercanas a su máximo histórico. Los negocios más caros son los que están realmente más baratos, por tanto evita ir en busca de rebotes o giros del mercado de acciones que no hacen más que caer por el simple hecho de pensar que no pueden caer más. Céntrate en los fundamentales de las compañías, en los balances y no únicamente en el precio de la acción, que el precio haya caído mucho no significa que sea barato, y al contrario una acción puede estar en máximo histórico y estar más barata que nunca por sus expectativas futuras de crecimiento o beneficios. Por tanto no confundas el precio de la cotización con que esté barata o cara porque precio y valor no son sinónimos ("precio es lo que pagas, valor es lo que recibes").


4º Compra buenos negocios que sean sostenibles en el tiempo. Empresas con una fuerte posición de dominio (monopolistas o oligopolistas), con fuerte cuota de mercado, con buenos equipos directivos que inviertan en su propia compañía y que a poder ser la controlen. Empresas con fuerte posición de liquidez, cuyos ingresos no estén cayendo en picado, que estén planos o sean como una noria, intenta no guiarte por titulares, sino que has de remangarte y ver tú mismo los balances tratando de entenderlos, si no eres capaz es mejor que no inviertas vía acciones, en ese caso dale tu dinero a un profesional que lo haga por ti a cambio de una comisión. Analiza el mercado y categoriza los distintos valores entre invertibles y no invertibles según distintos criterios. Por tanto compra buenos negocios aunque no te guste el nombre de la empresa, no compres patatas con buen nombre, muchos buenos negocios tienen perfil bajo y no tienen nombres glamurosos. 

5º Diversifica por tipo de activo y de forma espacio temporal. Es decir espaciar las aportaciones o compras a lo largo de distintos periodos de tiempo, con ello se consigue reducir los riesgos y la volatidad soportada consiguiendo a su vez un buen precio medio de compra, esta estrategia también se conoce como "inversión mediante fórmula". No utilices stop porque los movimientos aleatorios del mercado le harán saltar (especialmente los gaps), limita tus pérdidas con la asignación del capital y la diversificación, la única manera de ser rentable en el tiempo es tener una cartera diversificada en activos globales porque siempre por muy bueno o listo que seas te vas a equivocar.

6º Reinvierte las ganancias en un doble sentido. Es decir sustituye parte del ahorro por la inversión y por otro lado reinvierte los rendimientos del capital para generar nuevas fuentes de ingreso. Debes configurar una autodisciplina para conseguirlo, especialmente debes cambiar tus malos hábitos de gasto y ahorro, vivir del dividendo es un error puesto que debes reinvertirlo para aprovecharte del efecto bola de nieve del interés compuesto, haz que tu dinero trabaje por ti para configurar un gran patrimonio a largo plazo.


7º Olvida todo lo que crees saber y cuestiónate todo. Olvida incluso los puntos anteriores que acabas de leer. Haz tu propio análisis y toma tus propias decisiones, cuantas más horas le dediques mejores resultados tendrás. Si te fijas el común de las personas solo habla de crisis porque tienen miedo a la incertidumbre, tenemos que asumir que la incertidumbre siempre va a estar ahí, debemos ser inversores con determinación, simplemente respóndete a ti mismo esta simple pregunta, ¿Cómo ves tus inversiones de aquí a 10 años? la respuesta te indicará el camino que debes seguir dentro de tu subconsciente. 



Comentarios