La filosofía del inversor técnico

Libro: Análisis Técnico de los mercados Financieros

A menudo se malinterpreta lo que es realmente un analista técnico, se tiende a creer que un analista técnico opera o invierte en bolsa en base a niveles de resistencia o soportes imaginarios, algo que es rotundamente falso. Muchos inversores ya sea por desencanto o simplemente por puro desconocimiento han asumido la falsa premisa o dogma de que el análisis técnico como disciplina o método para invertir en bolsa no vale para nada, a los que utilizamos este método nos suelen llamar "tiralíneas", entre otros adjetivos con cierta connotación despectiva, bien, pues todos ellos se equivocan.

Por la sencilla razón de que sus mayores detractores también lo utilizan "a su modo" y se benefician de él: no es de extrañar que muchos economistas, analistas o gestores de fondos compartan cuadros comparativos con gráficos para mostrar discordancias de precios o para justificar sus análisis económicos, de empresas, su toma de decisiones o incluso hasta para calcular las rentabilidades de sus fondos o presumir de ellas, etc. Quien diga que no mira los gráficos miente deliberadamente. Mirar los gráficos también es servirse del análisis técnico, porque no es otra cosa más que analizar los precios, el estudio de los movimientos del mercado, solo varía la percepción de cada uno en base a dicha información. 

Rechazar el análisis técnico sería algo tan absurdo como ir a comprar una casa sin preguntar el precio solo basándose en su localización o su decoración, cómo ir por ahí dando palos de ciego.  

Hace ya casi una década cayó en mis manos un libro que me ayudó mucho a comprender cómo funcionaban los mercados, "Análisis Técnico de los Mercados Financieros" de Jhon J.Murphy. Se trata de un libro bastante aburrido y difícil de leer para un lector novel en temas bursátiles, pero merece la pena compartir ciertas ideas filosóficas fruto de toda una vida observando los mercados que son especialmente útiles y que pueden servir para formar unos buenos cimientos mentales para invertir. 


 Para Jhon J.Murphy el enfoque técnico se basa en tres premisas:
  1. Los movimientos del mercado lo descuentan todo.
  2. Los precios se mueven por tendencias.
  3. La historia se repite.
Los movimientos del mercado lo descuentan todo:

El analista técnico piensa que cualquier cosa que posiblemente pueda afectar al precio por distintas razones (fundamentales, políticas, psicológicas u otras) se refleja más pronto que tarde en el precio del mercado. Se concluye entonces que todo lo que hace falta es un estudio de los movimientos de los precios. Lo que aparentemente podría parecer un razonamiento presuntuoso, cobra todo el sentido como dice Jhon Murphy: "si uno se toma el tiempo suficiente para considerar su verdadero significado".

Lo que realmente el analista técnico dice es que los movimientos del precio deberían reflejar los cambios de la oferta y la demanda. Si la demanda supera la oferta, los precios deberían subir. Si la oferta supera la demanda, los precios deberían bajar. No hay secreto alguno, esta acción no es ni más ni menos que la base de todos los pronósticos económicos y fundamentales. El análisis técnico es la otra cara de la misma moneda, en referencia al análisis fundamental, su hermano gemelo; por la sencilla razón de que si el analista técnico llega a la conclusión de que si los precios están subiendo independientemente de las razones específicas, la demanda debe superar la oferta y los fundamentos deben ser alcistas y por otro lado si los precios caen los fundamentos deben ser bajistas.

Esto último puede resultar chocante en el contexto de una discusión sobre análisis técnico, pero en realidad no debería ser así, porque en el fondo lo que hace el técnico es básicamente estudiar los fundamentales de forma indirecta. 

Tanto el enfoque técnico como el fundamental tratan de solucionar lo mismo, determinar la dirección en la que los precios probablemente se moverán, pero consideran este problema desde distintas ópticas. Mientras el analista fundamental necesita saber el porqué de las cosas (estudia la causa del movimiento del mercado), el técnico estudia los efectos, ya que no necesita más información. 

Estudiar el mercado desde distintas ópticas resulta complicado especialmente cuando entran en conflicto los fundamentales con el técnico. Esto sucede especialmente cuando hay un cambio de tendencia, al principio de los cambios importantes los fundamentales no explican ni apoyan lo que el mercado parece estar haciendo, y es en esos momentos críticos de la tendencia cuando estos dos enfoques parecen diferir más. Es cierto que tarde o temprano vuelvan a estar sincronizados, pero a veces ya es demasiado tarde para que los operadores puedan actuar (al menos con ventaja).

La causa de los mercados alcistas o bajistas están en la fuerza del subyacente de la oferta y la demanda, los fundamentos económicos de un mercado. Los gráficos en sí mismos no hacen que los mercados suban o bajen, sino que simplemente reflejan la psicología alcista o bajista del mercado. En las primeras etapas de una tendencia de precios o en momentos cruciales, nadie parece saber por qué un mercado o una determinada acción se comporta de una determinada manera. Mientras que el enfoque técnico a veces puede parecer exageradamente sencillo en sus conclusiones, la lógica detrás de esta primera premisa "que el mercado lo descuentan todo" cobra todo el sentido cuando uno adquiere cierta experiencia en el mercado. La conclusión es que sí todo lo que afecta al precio de mercado queda reflejado en dicho precio entonces el único objeto de estudio es ese precio de mercado o valor de cotización. 

No se trata de ser más listo que el mercado o ser adivino, ni tan siquiera alzarse como profeta de Egipto, sino en saber que hay razones por las que las acciones suben o bajan, sin ser necesario conocer todas las razones para realizar un pronóstico. 


Los precios se mueven por tendencias:

El concepto de tendencia es absolutamente básico y esencial para el enfoque técnico, ya que es dónde los analistas comenten mayores errores. Como diría Newton "una tendencia en movimiento siempre es más probable que continúe que retroceda", aunque en realidad basta un seguimiento paciente de una tendencia hasta que dé señales de cambio. 

La historia se repite:

Este tópico es una realidad incuestionable, ya que una gran parte del análisis técnico también consiste en el estudio de la psicología humana. Los patrones gráficos que se han ido identificando y clasificando muestran el reflejo de la psicología humana en el mercado, haciendo que este sea alcista o bajista, y la psicología humana tiene tendencia a no cambiar. 

Debemos ser inversores completos, tenemos que ser personas cultas en todas las artes, devorar libros, análisis, cuestionarlo absolutamente TODO, pero sobre todo tener sentido común y olfato de perro sabueso. Sólo eso nos convertirá en buenos inversores!!

Un amigo, TraderExperto.

Comentarios