Destacado

6/recent/ticker-posts

Sentencia de la Audiencia Nacional para el directivo que manipuló las acciones de Amper, Codere y Quabit.


    La Comisión Nacional del Mercado de Valores ha sancionado a un directivo español con una multa ejemplar de 280.000€, dicha multa ha sido publicada en el Boletín Oficial del Estado. El directivo presuntamente habría realizado diversas prácticas de "manipulación del mercado" con las acciones de diversas compañías cotizadas españolas de baja capitalización en el año 2015, entre ellas la tecnológica Amper, la inmobiliaria Quabit y la casa de apuestas Codere. Según la Ley del Mercado de Valores constituye una infracción muy grave. 

    Según la sentencia de la Audiencia Nacional que confirmó en vía judicial la sanción de la CNMV en vía administrativa, el directivo logró elevar artificialmente el precio de las acciones de Amper un 15% en una sesión, además de subidas del 10% en Quabit y Codere. Las sesiones de 2015 que hicieron saltar las alarmas fueron las de los días 23 de abril en Quabit, 16 de abril en Codere, 18 noviembre y 31 de diciembre en Amper. Pero fue especialmente la del 31 de diciembre de 2015 la que encendió las alarmas, pues aprovechando el escaso volumen de negociación de las navidades de aquel año, el directivo dio una orden de compra de acciones de Amper por un volumen muy significativo y al mismo tiempo enviaba otra orden de venta al mismo precio, esta inusual operativa (según recoge la sentencia) provocó un cambio de tendencia en la cotización haciendo subir el precio de las acciones de forma artificial.

Cotización de la acción de Amper los días en que presuntamente sucedieron los hechos.

    La Unidad de Vigilancia de la CNMV elaboró un informe en el que detallaba como distintos miembros de la familia del directivo dieron órdenes tanto de compra como de venta acaparando el 40% del volumen de compras y el 80% de las ventas aproximadamente, provocando una subida del 15% según la sentencia. Según la CNMV hubo 15 sesiones en las que realizaron esta actividad, entre las cuales llegaron a acaparar gran parte de la negociación de as acciones llegando a acaparar entre el 40% y 50% del volumen de negociación de las acciones de Codere en las referidas sesiones. Las alarmas saltaron cuando una compañía que negocia volúmenes de acciones muy bajos empezó a recibir órdenes simultáneas de compra y de venta por importes muy elevados, dichas órdenes eran emitidas por distintas cuentas pertenecientes a miembros de la misma familia del directivo y su empresa. 

    El modus operandi que utilizaban es la llamada técnica "pump and dump" (inflar y vaciar) consistente en comprar barato mediante la toma de posiciones largas en un valor haciendo subir el precio artificialmente y posteriormente vender la posición inmediatamente con el precio inflado tras haber atraído a otros operadores del mercado atraídos por las subidas, según la CNMV los beneficios obtenidos de esta forma ascenderían a 128.292 euros. 

Publicar un comentario

0 Comentarios