El futuro del Banco Santander


Si hubiera que resumir en pocas palabras qué es el Banco Santander, se podría resumir en solidez y diversificación. Un banco con 4 millones de accionistas en todo el mundo, con importantes cuotas de mercado en los países en los que opera a través de sus filiales como son Reino Unido, Brasil, Chile, Estados Unidos, Polonia, Portugal, México, Argentina y por supuesto España.

Si bien los fundamentales del Banco Santander son sólidos y tiene buenas perspectivas, el sector bancario en general y el sector europeo en especial cuenta con importantes incertidumbres regulatorias y de tipos de interés a medio plazo (como confirman los swap de deuda para la zona euro a 10 y 30 años). Invertir en bancos entraña importantes riesgos: por un lado el sector bancario es un sector cíclico (mucho más de lo que la gente imagina), cuando viene una crisis la morosidad se dispara y los costes aumentan, comprimiendo por ello la rentabilidad del negocio; por otro lado son empresas muy apalancadas respecto fondos propios (hasta 8 o 10 veces respecto fondos propios). Si bien su PER de 8 veces resulta atractivo, hay que ponerlo en relación del ROE y el histórico de los bancos. 


El banco continua con su temeraria actividad de emisión de nuevas acciones que se hizo tan popular durante los años de crisis como es el reparto de dividendos en el formato "scrip  dividend" (que no es otra cosa que pagar al accionista con su propio dinero) diluyendo por ello de forma continuada a los accionistas en su presencia tanto en el capital, como en su porcentaje de participación en el reparto de beneficios por acción; si bien es cierto que el banco ha reducido el número de acciones que emite en los últimos años, debido principalmente al cambio en la política de dividendos. A pesar de ello, el banco no resuelve de forma clara esta cuestión de cara al futuro. En mi opinión el banco debería atajar cuanto antes este problema y tomar todas las medidas necesarias, incluso, si hay que suprimir el dividendo en todo o en parte, ha de hacerse, pero bajo ningún concepto puede seguirse diluyendo al accionista de esta manera, el dividendo por tanto ha de ser en efectivo en su totalidad, al igual que hace BBVA.

El gráfico muestra la cotización de las acciones desde su máximo histórico en 2007 a 14,75€ frente al mínimo anual de este año en 3,25€.

El banco presenta 3 principales problemas:
  1. Modelo de negocio: toda la banca tradicional ha de adaptarse al nuevo modelo de negocio de banca online. Si bien el Santander esta bien posicionado, además de la inversión en tecnología y sistemas, todavía ha de hacer frente a amplios costes por el cierre de oficinas y reorganización de su plantilla (despido de empleados), tanto de la antigua red de oficinas como de la absorción del Banco Popular. Se estima que tendrá que hacer frente a unos 1300 millones para adaptarse a esta nueva realidad, unas 1500 oficinas cerraran (el 10% de su red comercial total), una tendencia que va a continuar en los próximos 10 años. Todo esto presiona a la baja el margen de beneficio. 
  2. La competencia de las grandes tecnológicas: que quieren competir en el sector de la banca online: hace unos meses Google ya se hizo con su primera licencia bancaria en Europa, se estima que los próximos 5 años estas empresas entraran muy fuerte en el negocio bancario como Amazon. 
  3. Ingeniería financiera: las absorciones de bancos como el Popular a través de ampliaciones de capital (que pagaron sus accionistas) y los continuos scrip dividend han ido diluyendo a los accionistas progresivamente. Resultando de ello que el beneficio por acción es un 65% inferior que hace 10 años, a pesar de que el banco presenta resultados muy cercanos a los de hace 10 años.



Análisis de sus últimos resultados referentes a los 9 primeros meses del año 2019:

Su principal área geográfica de actividad sigue siendo Europa donde cuenta con 67 millones de clientes, seguida de Sudamérica con 53 millones y finalmente Norteamérica con 23 millones. En cuanto a la distribución del beneficio por regiones, Europa es la que más aporta, no obstante el crecimiento de este resulta mucho más contundente y sólido en América en cuanto al crecimiento de volúmenes y nuevas oportunidades de negocio. 


El Banco Santander continua en la ejecución de su estrategia de transformación comercial y digital, que se ha reflejado en una mayor base de clientes y en una mayor vinculación de estos. 


El Banco Santander ha experimentado un fuerte crecimiento en clientes digitales, los cuales acceden más a la banca online desde el móvil, esto se ve reflejado en un incremento a doble dígito de operaciones a través de estos canales del 25% en un solo año.


En cuanto a la evolución interanual de la cuenta de resultados ordinaria de los primeros 9 meses del año 2019 hay que destacar el aumento de los ingresos comerciales por los mayores volúmenes y la gestión de márgenes. Pero también ha habido menores ingresos de mercados y mayor coste de cobertura en emergentes. El Banco Santander se ha centrado en ejecutar un importante plan de control de costes, individualizado y adaptado a cada geografía. En cuanto al crédito, la calidad crediticia es buena, con un bajo nivel de coste del crédito y mejor ratio de mora. También este año se ha producido un fuerte deterioro del fondo de comercio en Reino Unido, añadido a los costes de reestructuración (-2448 millones). Dejando un beneficio atribuido en los primeros 9 meses del año de 3732 millones, un 35% menos que en los primeros 9 meses del año anterior (5742 millones). No obstante el beneficio ordinario sin contabilizar las plusvalías ni saneamientos asciende a 6180 millones de euros, un 2% más de variación interanual, lo que deja patente que la entidad entidad sigue creciendo de forma muy sólida aunque ha tenido que hacer fuertes esfuerzos extraordinarios.

El beneficio ordinario de Grupo Santander ha sido sostenido a lo largo del año, en un entorno muy exigente.

El crecimiento trimestral del 2% e interanual del 5% de los ingresos comerciales apoyado en los mercados emergentes y el negocio de consumo. El margen de intereses ha experimentado un crecimiento interanual por mayores volúmenes y gestión de spreads, con mejora en 6 de los 10 principales mercados donde el Santander opera. Destaca la evolución positiva en el tercer trimestre en  emergentes, en cuanto a los mercados desarrollados estos han estado afectados por los bajos tipos de interés. 

El margen de comisiones aumenta y experimenta una aceleración, principalmente en Sudamérica 




En cuanto al crecimiento de la actividad, esta crece en los saldos de fondos de inversión (7%), en la facturación de tarjetas (11%) y primas de seguros (9%).


En cuanto a la evolución de los costes operativos estos se reducen un 1% en términos reales a escala interanual, mejorando por ello el ratio de eficiencia hasta el 46,9%. Especialmente en Europa los costes se reducen un 2,50%, mientras que en Norteamérica el grupo ha continuado invirtiendo para mejorar su capacidad de distribución en México y en Sudamérica se han realizado un control de costes en un entorno de fuerte crecimiento, destacando especialmente Argentina en el lado negativo. 



El Banco Santander muestra una fuerte calidad crediticia apoyada por una menor ratio de mora y una cobertura elevada mientras que el coste del crédito se mantiene en niveles especialmente bajos. El coste del crédito se mantiene o baja en 8 de los mercados principales. La ratio de mora baja en comparativa interanual en la mayor parte de los mercados. Los fondos de cobertura se mantienen muy sólidos, constituyendo la "primera línea de defensa".


El beneficio del Grupo está bien diversificado entre Europa (46%) y América (54%), con crecimiento generalizado por mercados y negocios globales. 


La mayor parte del beneficio lo aporta la filial de Brasil, donde el beneficio ha aumentado un 19% en los primeros 9 meses del año comparado con el año anterior. Esto se contrasta con una fuerte caída de los beneficios en Reino Unido que caen un 19%. No obstante Reino Unido se mantiene como principal mercado de créditos. En Brasil el crecimiento del beneficio es a doble dígito por el aumento del margen de intereses y de las comisiones (mayores volúmenes y actividad), control de costes y mejora del coste del crédito, con un 28% de crecimiento en clientes digitales y un 22% de clientes vinculados activos. En Brasil la tasa de rentabilidad de la inversión respecto del coste de los depósitos es la más alta del grupo 10,73%, frente al escaso 1,89% de España o el 1,94% en Reino Unido. 


En cuanto a su filial digital OpenBank, esta cuenta con una importante base de clientes en España de 1,2 millones, esto se ha visto reflejado en la transaccionalidad aumentando en un 32% interanual, +135% en créditos, y un +18% en depósitos. OpenaBank planea expandirse internacionalmente construyendo una nueva plataforma bancaria con su primer lanzamiento en Alemania con una cuenta corriente sin comisiones, transferencia gratuitas a cualquier país de la UE y roboadvisor de inversiones. También planea expandirse a Chile y Portugal este mismo año y en el medio plazo a Argentina y México. 

Conclusiones
  • Los resultados son sostenibles en un entorno volátil: el beneficio ordinario aumenta en 8 de los 10 mercados principales en comparativa interanual. Los ingresos de clientes suben, destacando el aumento de las comisiones. Los costes reflejan las sinergias, con un coste del crédito muy bajo.
  • Europa: el foco en la simplificación e integración de la estructura para alcanzar sus compromisos de eficiencia. Continuando disminuyendo la base de costes, gestionando márgenes y manteniendo un coste del crédito muy bajo. 
  • Norteamérica: mayor rentabilidad y del nivel de coordinación entre ambos países, captando nuevas oportunidades. El beneficio aumenta a doble dígito en EE.UU y México con expansión del negocio.
  • Sudamérica: elevada rentabilidad en una región con crecimiento estructural, palancas únicas para el desarrollo, expandiendo negocios de éxito a otros países de la región como por ejemplo pagos, financiación de vehículos, Prospera, Superdigital.
  • Aceleración de la digitalización: la plataforma global del Santander cumple los plazos con el lanzamiento de Openbank en Alemania, de Superdigital en Chile, etc.
  • Mayor rentabilidad y asignación eficiente del capital: elevando la generación orgánica de capital, mejorando la asignación de capital incrementando el peso en las regiones y negocios más rentables. 
  • Retribución al accionista: de 0,10 euros por acción en concepto de primer dividendo con cargo a los resultados de 2019. Mientras que el grupo mantiene la estrategia de un Pay-out entre el 40 y 50% con el objetivo de que la proporción del dividendo en efectivo sea al menos de la misma cuantía del año pasado, un total de 0,23€ brutos por acción al año.
La información utilizada ha sido extraída de los informes oficiales del banco relativos al tercer trimestre del año y son públicamente accesibles.

Comentarios

  1. Después de leer semejante artículo, te das cuenta de como una entidad bancaria se puede ir en picada, posiblemente por no tener a la persona correcta, los fondos para estar actualizado o sencillamente es como el que no moderniza su negocio y se queda atras.
    Al parecer el futuro del banco es inevitable, o será que alguien pueda salvarlo, será interesante leer mas cosas relacionadas con el tema.

    saludos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario