"Invirtiendo a largo plazo" de Francisco García Paramés


Francisco García Paramés (Ferrol, 22 de diciembre de 1963) es conocido como el "Warren Buffet español", fue director de inversiones de Bestinver (Grupo Acciona), donde consiguió una rentabilidad media anual de casi el 16% entre 1993 y 2014, frente al 7,8% obtenido por el índice General de la Bolsa de Madrid.



En septiembre de 2014 anunció su marcha de Bestinver por "discrepancias" con la familia propietaria de Bestinver (familia Entrecanales). Tras dos años sin poder gestionar por un contrato de no competencia al dejar la firma, en septiembre de 2016, Paramés fundó su nueva gestora Cobas Asset Management.






Conclusiones que se pueden extraer del libro "Invirtiendo a largo plazo" de Francisco García Paramés:

  1. Desarrolla un proceso sano de inversión.
  2. Busca y aprende de los mejores.
  3. Forma tú propio criterio en base a la experiencia ( lo que él denomina "el gran secreto").
  4. Apártate del rebaño.
  5. Sé paciente y acepta la incertidumbre.
  6. Mantén la calma cuando todos te agobian.
  7. Sólo con el desarrollo de un marco intelectual adecuado y un proceso de inversión sano podremos alcanzar el objetivo de preservar e incrementar el poder adquisitivo de nuestros ahorros.
  8. El marco intelectual nos lo ofrece la Escuela austriaca de economía.
  9. Los mercados funcionan razonablemente bien, pues no son más que relaciones de intercambio que se producen entre los hombres que actúan libremente. 
  10. Cuando se produce una des-coordinación en esos mercados, algún actor se percatará y actuará para corregirla.
  11. Encuentra el valor allí donde los demás no quieren o no pueden verlo.
  12. Los activos reales y las acciones de empresas cotizadas son los que mejor mantienen el poder adquisitivo de nuestros ahorros a largo plazo.
  13. La bolsa no es un juego de especuladores, sino un lugar donde confluyen todas las bondades y miserias del hombre (de nosotros mismos). 
  14. Analiza los comportamientos para encontrar la cara más irracional (o emocional) del ser humano y vencerla , para así obtener una rentabilidad que nos dé tranquilidad e independencia en el futuro. 
  15. Si el hombre es el centro de nuestro análisis, y los negocios que analizamos los crean y desarrollan hombres, que venden sus productos y servicios a otros hombres, no analizamos entes extraños o mercados místicos, sino que analizamos personas. 
  16. Algunas personas consiguen crear negocios extraordinarios, difíciles de replicar. Otros fracasan sin remedio; los primeros son los que más nos interesan como posible inversión, especialmente cuando las circunstancias los sitúan a precios accesibles. Es a estos negocios a los que hay que dedicar tiempo analizando su posición competitiva y la seguridad de su futuro. 
  17. Para invertir bien hay que controlar los impulsos emocionales más primarios, habrá de ser pacientes, curiosos, humildes y atrevidos. Pacientes pues los demás actores pueden tardar en reconocer lo que nosotros vemos, por ello es necesario tener un enfoque a largo plazo. Curiosos para estar alerta de lo que sucede a nuestro alrededor. Humildes, porque los errores serán habituales, lo esencial de esos errores será sacar las conclusiones correctas. Atrevidos, pues a veces pareceremos el conductor suicida que circula en sentido contrario al correcto. Constantes, en el estudio de un temario que se amplía y cambia continuamente.
  18. Paramés dice que en la gestión hay una cosa difícil, que es predecir la volatilidad y los movimientos a corto plazo o medio plazo, de los cuales dice que es prácticamente imposible, y que a largo plazo al menos sí es posible intuir la dirección a largo plazo de algunos fenómenos económicos; y otro fácil, que es aprovechar la volatilidad, algo así como ser avaricioso cuando los demás son miedosos y miedosos cuando son avariciosos. 

Comentarios