Bitcoin la "gran estafa"


¿Qué es el Bitcoin? El Bitcoin es una divisa digital basada en transacciones directas entre dos partes y verificadas mediante una firma digital, nació como un sistema de pago para internet y a diferencia del resto de divisas no se encuentra regulada ni sometida a autoridad o intermediarios (está descentralizada).

Su valor depende principalmente de la demanda y de la confianza de los usuarios,  es creada mediante un algoritmo y una red de programadores; es virtual y no física; y circula directamente entre esta red de programadores, consumidores y empresas sin contar con el tradicional respaldo de un banco central. Actualmente en la mayoría de comercios no aceptan aún pagos para bienes y servicios en esta criptomoneda.

Este sistema cuenta con notables deficiencias: como medio de pago no es mejor ni peor que cualquier otro tipo de divisa en cuanto sea aceptada por los participantes del mercado, donde falla es en las otras dos funciones del dinero, al ser un instrumento muy volátil frente a las divisas del los principales países del G-20 hace imposible considerar al Bitcoin como una unidad de cuenta o depósito de valor verdaderamente útil. Por otro lado, todavía es demasiado poco líquida. En este ambiente, las compañías se enfrentan a aceptar Bitcoin en sus transacciones, lo que puede ser favorable para su imagen como empresa innovadora y la reducción de costes, a su vez entraña dificultades para gestionar la caja y el riesgo por su volatilidad e iliquidez. 

El mundo de las criptodivisas no para de crecer, en especial el Bitcoin vuelve a estar en la palestra al recuperar gran parte del valor perdido en el año  2018, cuando pinchó la primera burbuja al llegar a los 19.000$ de cotización (unos 16.800€ por cada Bitcoin) perdiendo el 80% de su valor. El 2017 será recordado como el año del techo de las criptodivisas (si no hay sorpresas). El regreso del bitcoin se ha disparado al calor del anuncio de la criptomoneda de Facebook llamada "Libra", pero en el caso de "Libra" a diferencia del Bitcoin será una "establecoin", esto quiere decir que su valor no dependerá de la oferta y la demanda, sino que estará ligado a grandes compañías financieras para evitar su volatilidad, entre ellas participarán MasterCard, PayPal, Uber o Ebay. 



A menudo la innovación tecnológica y financiera genera expectativas totalmente irracionales, sueños de riqueza sin sustento real, montañas de puro humo al puro estilo de la burbuja de los tulipanes (años 1634 a 1637) en busca de una nueva mina de oro. También ha habido numerosos casos de estafas a incautos inversores con nuevas emisiones de criptodivisas. En el caso de bitcoin se ha juntado un exceso de liquidez con una tecnología atractiva generando una sobrevaloración del activo y estos casos siempre acaban con una corrección violenta como así se produjo en 2018, y no sólo en el Bitcoin sino en el resto de criptodivisas.

Comparación entre la burbuja de los tulipanes, conocida como "Tulipomanía" (años 1634-1637) con la del Bitcoin 

La historia del precio de Bitcoin: desde que fue lanzado en enero de 2009 el precio del Bitcoin sólo ha crecido, en mayo del año 2010 un informático estadounidense compró dos pizzas por 10.000 bitcoins. En 2013 el precio era de 25€ y a finales de ese mismo años era de 1000€, sin embargo en 2014 las cosas no fueron fáciles, Mt.Gox la primera y más grande bolsa de bitcoin en ese momento quebró, un año después el líder europeo Bitstamo fue hackeado. En 2017 recuperó los 1000€ y comenzó una escalada en vertical hasta los 17.000€ (récord histórico). En 2018 el Bitcoin empezó bien, pero las caídas lo llevaron a los 2.862€.

El Bitcoin encontró suelo en la zona de los 2.844,43€$ (precio más bajo) tras fuertes subidas y fuertes bajadas ha ido recuperando terreno y actualmente se encuentra en los 9.429,66$ (8.458,97€). El desplome de la criptodivisa hizo estragos entre la comunidad minera (aquellos que se ocupan de crear nuevas monedas con ordenadores a cambio de una remuneración), puesto que la electricidad sigue al alza en un mercado lleno de incertidumbres para el Bitcoin. 

¿Pero no se encuentra de nuevo en una burbuja? bien, las explicaciones a estos cambios tan bruscos en su cotización se deben a la presión reguladora de entes gubernamentales, al desacuerdo de sus creadores, un grupo de personas anónimas que responden al nombre de Satoshi Nakamoto y a las dudas en torno a su capacidad real de convertirse en un medio de pago habitual, algo que de momento parece totalmente inviable dada su volatilidad. ¿A caso va a utilizar alguien como moneda de pago una divisa que fluctúa de forma semejante en la que cualquier día el ahorro y valor depositado en ella desaparezca de la noche a la mañana? 


Grandes inversores como Warren Buffet, presidente de Berkshire Hathaway cargó contra la criptomoneda asegurando que es un activo especulativo muy peligroso y que "las expectativas provocan un aumento de su precio sobre la esperanza de que los compradores hallarán otras personas que pagarán más" y que a los inversores les iría mucho mejor si apostasen por acciones estadounidenses en vez de por el Bitcoin.

Por otro lado existe un gran desconocimiento en torno a como hacerse con Bitcoins, a menudo inversores o autodenominado "traders" operan este activo a través de instrumentos referenciados al Bitcoin como subyacente, es decir, ni tan siquiera compran bitcoins sino que lo hacen apalancándose lo que dada su gran volatilidad, hace que los inversores pierdan hasta más del margen depositado con pequeños movimientos intradiarios. 

Aún es pronto para declarar la muerte de la criptodivisa Bitcoin y por otro lado cada día más empresas declaran su interés por usar la tecnología blockchain, en la cual se basa el Bitcoin. Pero hay que andarse con pies de plomo y evitar la divisa hasta que se estabilice como medio de pago, si es que lo consigue. 


El Bitcoin alcanzó su valor más elevado en el 2017 cuando llegó a cotizar en los 18.700$, pero tal como subió volvió a bajar hasta los 4000$, perdiendo el 80% de su valor. Actualmente se encuentra en los 9.429,66$ (8.458,97€). 


Esta figura, que aparenta no tener forma o ser una estupidez, no es ni más ni menos que el patrón de largo plazo que mas veces se ha repetido en todos los gráficos de bolsa del mundo, justo el que ha desarrollado el Bitcoin. 

En cualquier caso, un instrumento que pretende ser divisa o sustituirla debe tener estabilidad, algo difícil si no tiene respaldo alguno. Su gráfico es claro y representa una burbuja, en nuestra opinión acabará mal, si invierte, hágalo con una cantidad que se pueda permitir perder.

¿Y tú qué opinas del Bitcoin? Deja tú opinión sobre el Bitcoin en los comentarios.

Comentarios